Estas “Casualidades” Históricas Te Helarán La Sangre- La #5 Te Dará Escalofrios

El mundo está lleno de coincidencias y extraños acontecimientos que a veces se escapan de nuestro entendimiento, cuando analizamos estos hechos muchas veces quedamos helados y sin palabras, realmente son casos increíbles, apuesto a que alguna vez te ha pasado, seguramente te sentirás identificado con alguna de las historias que te presentamos a continuación.

Recuerdo cuando estaba en la universidad, todos los dìas debía tomar un total de 4 buses y 10 estaciones del subterráneo para llegar (sì, vivía bastante lejos de la universidad, pero ese no es el caso). En fin, uno de esos días de rutina, en uno de aquellos buses, tuve que bajarme cuando ya había arrancado, recuerdo que me baje porque no me agradò la persona que estaba a mi lado. El caso es, que un minuto luego de bajarme, un camión arrasó con el bus en el que iba, no hubo sobrevivientes. Algunos dicen que fue una señal divina, otros dijeron que no me tocaba y otros simplemente asumieron el hecho como un acto fortuito de casualidad. Fue terrible, pero me salvè.

Las historias que te presentamos a continuación quizás no son tan dramáticas y radicales como mi experiencia, pero si que son interesante, sigue leyendo y luego ve el video que guindamos para ti.

Uno de los casos que más llamó mi atención fue el de una señora que viajaba sobre el atlántico y comenzó a sentir un dolor de pecho y mareos, seguido de dolor de brazo. Cuando pidió ayuda de algun doctor a bordo, resulto ser que habían 15 cardiólogos que corrieron a auxiliarla, realmente salvaron su vida, estaba sufriendo un infarto.

Otro caso que me hizo estremecer, fue el de una mujer alemana dejó la placa con la que había fotografiado a su hijo en un establecimiento en Estrasburgo para ser revelada. Al estallar la Primera Guerra Mundial, se le hizo imposible recogerla y la dió por perdida.

Dos años después, la misma mujer compró una placa fotográfica virgen en Frankfurt (a casi 200 Km. de distancia de Estrasburgo) para tomar una foto de su hija recién nacida. Al ser revelada, esta placa mostró una doble exposición, mostrando la imagen de su hija tomada en 1916 superpuesta a la del hijo fotografiado en 1914. Por una increíble casualidad, la placa dejada en Estrasburgo había sido confundida con una placa virgen, y vendida como tal en Frankfurt dos años después, a la misma mujer. Las posibilidades son casi nulas.

A que te sorprendieron estas casualidades? No dejes de ver el resto dandole click al articulo que hemos guindado para ti.